Author Archive AIGC

PorAIGC

AIGC ve un error transferir las competencias de Tráfico a la Comunidad Foral de Navarra.

AIGC ha venido manteniendo a lo largo de los años la necesidad de que en cuestiones relacionadas con la seguridad, los únicos elementos que deben tenerse en cuenta son estrictamente policiales. La creación de Policías Autonómicas no ha aportado ninguna mejoría en la seguridad y por el contrario como es obvio, aumenta la dificultad de coordinación policial. La progresiva implantación y asunción de competencias por parte de las CCAA, que como es previsible, se irá extendiendo a los largo de los años a todas y cada una de las 17 existentes, no favorece la necesaria unidad de acción y coordinación policial. Es evidente que 17 policías diferentes, con estructuras diferentes y con mandos políticos y policiales diferentes, no se van a coordinar como lo hacen dos cuerpos policiales estatales, que actúan bajo un mismo mando.

AIGC considera que el máximo aprovechamiento de los recursos humanos y materiales y sobre todo la mejor coordinación y eficacia en el desempeño de los cometidos que la ley establece para las FCS, pasa por que todas las policías que operan en España estén bajo el mismo mando operativo y con dependencia orgánica y funcional del Ministerio del Interior. Además, en el camino de la construcción europea va tomando fuerza la idea de contar con una estructura policial cada vez más unida y coordinada, por lo que pasos como el que ahora se pretende, entendemos que van justo en la dirección contraria a ello.

Por otro lado no hay que olvidar que en el Congreso de los Diputados se está llevando a cabo una Comisión para el estudio del modelo policial del Siglo XXI, por lo que sería oportuno esperar a que esa Comisión pudiera elaborar unas conclusiones con el mayor consenso posible, antes de tomar decisiones como la citada.

Para concluir decir que además de las obvias repercusiones en la seguridad que este tipo de decisiones tienen, están también las de carácter personal de todos los compañeros que allí se encuentran destinados, profesionales con muchos años de experiencia en Tráfico y que ahora se verán obligados a perder ese destino por otros de Seguridad Ciudadana si quieren seguir permaneciendo en Navarra. Muchos de ellos están arraigados en esa Comunidad y cuentan con una experiencia acumulada a lo largo de los años en destinos de Tráfico, que simple y llanamente se va a dejar perder, con el coste humano y económico que ello supone.

Desde AIGC venimos a pedir que se reconsidere esta medida y que se paralice, que antes de seguir en esa línea se haga un estudio detallado, serio y riguroso sobre el modelo policial del que debe dotarse España para garantizar de la mejor forma posible la seguridad de los ciudadanos, con independencia de cualquier otra consideración. Un modelo policial no para mañana, o para los próximos meses, si no para las próximas décadas.

Fuente: AIGC

PorAIGC

AIGC condena el ataque de los violentos fascistas a los compañeros que se manifestaban ayer sábado en Barcelona.

AIGC pide que la Fiscalía actúe con celeridad contra los violentos fascistas que ayer atacaron en manada, como cobardes que son, a unos pocos compañeros aislados o en grupos muy reducidos, que poco antes habían participado en la manifestación celebrada en Barcelona para pedir la equiparación salarial con el resto de policías.

Para AIGC y visto el resultado, ha quedado acreditado que el dispositivo policíal fue insuficiente para garantizar la seguridad de los que ejercieron su derecho a manifestarse. Por ello se hace imprescindible que se estudie y valore tanto por la Fiscalía como por el propio Ministerio del Interior lo sucedido y en su caso, se depuren las responsabilidades a las que hubiera lugar. No es admisible que unos ciudadanos deban soportar ser agredidos por el mero hecho de manifestarse en la vía pública, en un acto totalmente autorizado.

Estas agresiones en Cataluña por parte de intolerantes llevan produciéndose desde hace mucho tiempo contra aquellos que simple y llanamente no piensan como ellos, por lo que se hace urgente que desde el Estado de Derecho se actúe de forma contundente contra los violentos.

Dese AIGC deseamos la pronta recuperación de los compañeros y familiares agredidos en el día de ayer, así como de los policías autonómicos que sufrieron también la extrema violencia de estos grupos fascistas.

Por último, queremos insistir desde AIGC en la necesidad de que todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que operan en España estén coordinadas y bajo la responsabilidad operativa del Estado, para garantizar de esta manera la máxima eficacia posible.

Fuente: AIGC

PorAIGC

AIGC pide que cualquier subida retributiva a la Policía de Cataluña se extienda a las FCSE.

Ante el acuerdo alcanzado entre el Gobierno de España y el de Cataluña, por el cual se ha acordado entre otras cuestiones, un incremento de 700 millones de euros para la Policía Autonómica de Cataluña a abonar en los próximos cuatro años, AIGC quiere recordar al Gobierno que el acuerdo firmado por el Ministerio del Interior sobre la subida salarial a la Guardia Civil y la Policía Nacional, incluye una cláusula que literalmente dice que “El Ministerio del Interior impulsará las medidas legislativas que sean necesarias para garantizar que en el futuro no se pueda producir una disfunción salarial entre las policías que realicen las mismas funciones”.

En consecuencia, pedimos que se informe detalladamente como se va a distribuir esa partida económica y en concreto cuanto de la misma va a ir a retribuciones de ese cuerpo policial y en su caso, que esos mismos incrementos se añadan al acuerdo alcanzado con las FCSE.

Como hemos dicho en más de una ocasión, el problema de las diferencias retributivas entre los funcionarios en general de las diferentes administraciones es un asunto que debería atajarse a través de una ley marco por la cual se establecieran unas condiciones laborales, sociales y económicas equiparables entre todos los funcionarios públicos, con independencia de la Administración a la que pertenezca.

Fuente: AIGC

PorAIGC

Mujeres en la Guardia Civil

Autor: Director General GC.

Cuando en 1988, las primeras 197 mujeres atravesaron el arco de la entrada principal de la Academia de Cabos y Guardias de Baeza, muchas eran plenamente conscientes de la enorme trascendencia de este hecho histórico. Pero, desde luego, lo que ninguna de ellas pensaba era que una de las primeras cuestiones a las que se enfrentarían sería a una camiseta: una camiseta blanca, deportiva, de tirantes, de la uniformidad de educación física que no había sido diseñada en ningún caso para la anatomía femenina.

Aquel año 1988, Carmen Martín Gaite ganaba el Premio Príncipe de Asturias de las Letras (junto a José Ángel Valente), María Zambrano obtenía el Premio Cervantes y Mujeres al borde de un ataque de nervios se alzaba con el Goya a la mejor película. Además, el PSOE anunciaba que la cuarta parte de sus dirigentes serían mujeres.

En este año de 1988 nuestro país se encontraba dentro de un periodo de crecimiento, un periodo en que España vive una casi constante expansión en gran medida como consecuencia de la entrada en la entonces Comunidad Económica Europea. Aumentaba el turismo extranjero en nuestro país y nos convertimos en un país de moda.

Es también un año en el que se suceden éxitos de la Guardia Civil, como el caso de los hitos en materia de la lucha antiterrorista; aunque también de momentos difíciles, como el atentado que tuvo lugar en la Dirección General del Cuerpo en Madrid y el asesinato de cuatro compañeros entre las 22 vidas que la banda terrorista segó aquel año y a las que la Guardia Civil siempre rendirá su tributo y su compromiso de recuerdo permanente.

Hoy, 30 años después, muchas cuestiones han cambiado: varias mujeres han sido galardonadas con el Premio que ahora se denomina Princesa de Asturias; los Goya no sólo premian películas que llevan a las mujeres en su título, sino a mujeres reconocidas como directoras, guionistas, productoras, etcétera. Y en las composiciones de los partidos políticos nadie se cuestiona la vital importancia de la paridad.

España empieza a emerger después de un periodo complicado tras una crisis económica fuerte, vamos ganando peso en la actual Unión Europea, y seguimos creciendo como atractivo turístico internacional.

Y, gracias a la enorme labor de diversos actores, entre los que cabe destacar a la Guardia Civil, y de la sociedad civil se ha conseguido el fin de la banda terrorista ETA.

También se han producido en estos 30 años avances en la situación de las guardias civiles: desde aquellos momentos iniciales, en los que los ciudadanos miraban a nuestras agentes con mezcla de sorpresa, curiosidad y, por qué no reconocerlo, con cierto recelo, hasta el actual, en el cual las mujeres ocupan cualquier puesto de riesgo y responsabilidad sin que nadie se cuestione su valía porque con creces la han dejado patente en cada uno de los días transcurridos desde su incorporación.

Hoy, el componente femenino supone un 7,25% del total de personal de la Guardia Civil, porcentaje que tímidamente ha ido aumentando a lo largo de los años, y que se traduce en que en 2018 se encuentran en activo más de 5.000 mujeres que han realizado un solemne juramento a la Bandera con el que se han comprometido a defender la libertad y la seguridad de la ciudadanía.

Pero no debemos caer en la autocomplacencia, porque a pesar de todo lo que se ha logrado en estos años, a partir de ahora es necesario continuar e impulsar el trabajo realizado hasta el momento, concretando un plan de igualdad, en la transposición de la normativa vigente a la regulación interna, y en el desarrollo de nuevos proyectos que nos conviertan, como en muchos otros aspectos, en un Cuerpo ejemplar cuyas acciones sirvan de guía a otras instituciones en materia de igualdad.

Porque no puede existir mejor homenaje a las que un día decidieron vestir el uniforme de la Guardia Civil, que fomentar el que cada vez más jóvenes vean en nuestra institución una opción de futuro en la que desarrollar su carrera. Ésta será sin duda una de las mayores apuestas de futuro; aumentar las tasas de ingreso hasta lograr esa ansiada paridad.

Debemos seguir haciendo hincapié en la importancia de esta materia, de la igualdad, de la integración, ya que ello supondrá un impulso hacia otras medidas en este mismo ámbito que se reflejen en el conjunto de la sociedad, a la que servimos y de la que somos parte.

La formación y la actualización de los conocimientos será igualmente otro de los pilares que seguirán desarrollándose, porque solo a través de la educación, puede obtenerse una total corresponsabilidad en todos los ámbitos, no sólo dentro de la Guardia Civil.

Pero para que todas estas ideas dejen de serlo y pasen a la esfera de la realidad, la Guardia Civil acaba de crear, ayer mismo, un Área específica de Mujer dentro del Gabinete Técnico del Director General, a cargo de una de las dos tenientes coroneles que hay en el Cuerpo. Esta área se encargará de manera profunda de estudiar e impulsar todas las medidas que nos encaminen hacia esa igualdad tan imprescindible y necesaria.

Así pues, han sido 30 años de constante evolución, también para aquéllas que son mis compañeras, las guardias civiles, las que ingresaron en 1988, y las que han continuado su camino.

Hoy, ellas han logrado el mando de Unidades; pilotan un helicóptero en la zona del Estrecho de Gibraltar con el fin de controlar las mafias de inmigración irregular y el tráfico de drogas; realizan salvamentos en alta montaña en las condiciones más complicadas; se enfrentan a conflictos sociales incardinadas en Unidades de control de masas; han sido parte de contingentes en el extranjero; son grandes investigadoras; y, sobre todo, no se plantean ningún límite en el futuro, no las detiene ninguna camiseta de tirantes, aunque la recuerden cada vez que se reúnen.

Fuente: El Mundo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies